La vida más compleja en vez de simple

flower

Cuando era niña me gustaba jugar a ser esposa y madre, tomaba mi barbie y junto con Ken teníamos una linda familia, me imaginaba la vida de las princesas después de casadas, con su príncipe cabalgando a través del campo junto a su castillo o corriendo en la playa con su perro. La vida perfecta que pareciera ser fácil de alcanzar, un juego típico de niñas que imaginan la de ellas.

Estos juegos de pequeña quedan atrás cuando te enfrentas a la vida real. Vamos creciendo y todo se vuelve más complicado, un día estas jugando en el jardín de niños a ser la princesa y al otro día estas presentando tu tesis en la universidad y buscando trabajo al siguiente. Se volverá más compleja, con decisiones que tomar cada día.

En la película “Como si tuviera 30” la protagonista de 13 años por un deseo tiene 30  al día siguiente, literalmente la vida le cambio en un momento, ahora debía vivir todo lo que implicaba tener treinta, y se da cuenta que es mucho en que pensar y no hay tiempo para los juegos de niña.

Queremos crecer tan rápido tener una profesión, empleo, esposo, una linda familia y una mascota, que todo se vuelve una carrera por conseguir lo que imaginamos y dejamos de vivir el día por pensar en el futuro cercano.

El afán de querer tener todo arreglado o al menos parte de, no solo se vive cuando estas soltera sino que es en el matrimonio donde los dos se enfrentarán a esta tensión del futuro y decisiones.

La vida se vuelve más compleja no más sencilla. Es allí donde se fortalece el amor entre los dos o se acaba lo que una vez hubo. Estos consejos te ayudarán en medio del afán:

– Tómalo con calma, piensa con la cabeza fría decían por ahí, piensa lo que vas hacer o harán juntos, asuman las consecuencias de sus decisiones con responsabilidad pensando en soluciones en vez de sumarle al asunto. Hablar es la mejor solución, comunicación en todo momento, es la parte esencial. Ten en cuenta que no se acaba el mundo cuando algo sale mal, siempre habrá algo por que sonreír y agradecer en medio de todo lo malo.

– Apoyo incondicional, siempre habrán momentos de tensión en medio de las decisiones o situaciones que cada día vivan, el apoyo que cada uno brinda al otro los animará para seguir adelante. Nosotros acostumbramos a orar por cada situación entendiendo que en muchas de estas nosotros no tenemos el control, es increíble como la situación deja de tener el tamaño gigante y pasa a ser más pequeña. Esto también los unirá como pareja.

– Enfocarnos en la meta, cual es el propósito más allá de adquirir algo o de hacer algo, piensen más allá de tener o de hacer y enfoquense en vivir cada día siendo menos egoísta y amando más, esto hace la diferencia, amar incondicionalmente es amar como Cristo nos amo y entrego su vida por nosotros, ese es el amor incondicional que cada día debemos dar a nuestra pareja. Entonces enfocate en alcanzar una meta mayor que el solo tener o hacer, la vida no es solo propiedades y riquezas.

Por último piensa en el propósito de hacer las cosas y mira lo realmente importante, “cada día trae su propio afán” dice la Biblia, así que no te mates pensando en el futuro, piensa si, pero vive el día a día, amando cada vez más a tu pareja y familia, todo es pasajero, piensa en lo que prevalece y no en lo que desaparece.  

Etiquetado , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: