Tu Casita de Muñecas

casita

Tengo tres hermanas, en total éramos cinco mujeres en casa con mi mamá, creo que mi papá tiene muchas anécdotas que contar acerca de tantas locuras de mujeres en casa. Por supuesto éramos muy consentidas, por ser todas mujeres.

Mis juegos con mi hermana más cercana, era en su mayoría con muñecas de todo tipo, barbie, bebes, me encantaba jugar a la mamá y a la esposa de Ken.

Mi hermana se la pasaba tarareando la tradicional canción de la caminata nupcial, “tan, tan tarán, tan tan…” seguramente la habrás escuchado varias veces. En fin, mis juegos y tal vez los tuyos de niña, eran referentes a ser esposa y madre.

En la vida real no es que no sea perfecto como en los juegos, pero si es muy diferente. No te quiero desilusionar ni nada parecido, solo quiero decir que es algo hermoso y que se debe vivir sin ponerle tanto condimento o sobredimensionarlo. Ya no jugarás en la casita de muñecas, sino que ya tendrás tu casa real, ya estarás formando ese hogar junto con tu esposo. Que maravillosa experiencia.

Me decían en el curso prematrimonial, que apenas se casan la mujer es la que empieza a querer tener todo lindo en casa, los muebles, la nevera, la cama… Y es cierto, tener tu casa, tu hogar hermoso como te gusta, es algo inevitable.

Tu esposo será como dice la palabra, cabeza de hogar y tú también tendrás que desempeñar un papel protagónico en esta aventura, tiene que ver con tu hogar, una mujer en casa es algo totalmente diferente a un hombre en casa, por tantas diferencias y cualidades extraordinarias que Dios nos dio a cada uno.

Al iniciar esa construcción de tu hogar, de esa casita hermosa en donde van a vivir. Es ese toque tuyo especial es lo que le va a traer ese color único. Lo primero que debes tener en cuenta es conversar con tu esposo sobre lo que quieras comprar o hacer en casa, para saber su opinión y tomar las decisiones entre los dos. Te darás cuenta que la gran mayoría de las cosas no son tan relevantes para los hombres como lo es para nosotras, eso no es una preocupación, más bien ya tienes en cuenta esa característica.

Ten en cuenta también los planes que tienen juntos, y coloca una prioridad a lo que quieren hacer o comprar para su nueva casa. Recuerda que hay muchas ideas, el muy conocido DIY, para hacerlas tu misma, son más económicas y muchas veces hasta más creativas.

Tu casa no estará lista de la noche a la mañana, aunque tengas la posibilidad de comprar todo lo que necesites antes de ir a vivir juntos, siempre habrá algo que les haga falta o les guste. Por esto tenlo presente.

Piensa en comprar artículos que te serán útiles a largo plazo, por ejemplo si estas en un departamento en el que vivirán solo por unos meses, no remodeles todo, cambiando el piso o cosas así, porque a largo plazo no te servirá de nada y gastarás más. Recuerda que una esposa también es una buena administradora de los recursos (más adelante lo hablaremos mejor).

Igualmente tienes que tener en cuenta, que las sorpresas de nuestro Dios no se hacen esperar, seguramente tendrás muchas por contar, te puedo decir que junto con Jorge, Dios nos ha dejado con la boca abierta muchas veces, dándonos lo que necesitábamos y aún más.

Así que tómalo con calma y disfrútalo, es algo totalmente nuevo –aunque hayas vivido sola- el hecho de ir formando y construyendo la linda casita de los dos.

Etiquetado ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: